La importancia del plan de marketing, tómate tu tiempo y piensa…

A lo largo de los dos primeros artículos, hemos hecho referencia en varios momentos al Plan de Marketing; pero ¿tiene claro el emprendedor la importancia que este tiene?

Podemos caer en la tentación de pensar que eso “no va con nosotros”, que es cosa de las “grandes empresas” y, eso, amigo mío, sería un gran error.

Hay una máxima, si quieres lograr el éxito de los grandes, compórtate como ellos, actúa como ellos, cópiales… llegado el caso.

La clave del éxito en un negocio reside en gran medida en haber desarrollado un plan de marketing coherente. Esta herramienta intentará concordar la idea de negocio (producto/servicios) que queremos vender, con los recursos de los que disponemos para ello.

El Plan de Marketing nos dará las indicaciones precisas (o las más precisas posibles) para llegar a nuestros clientes, a ese target group que hemos decidido, por motivos que también analizará el plan, que estará más interesado en aquello que nosotros vendemos.

En este breve artículo no se pretende ni mucho menos enseñar a hacer un Plan de Marketing, para eso están otros. Lo único que se busca en realidad es llamar la atención sobre este aspecto fundamental en la senda de la apertura de un nuevo negocio y, que nunca se debe de dejar de lado por dejadez o falta de medios, pues los costes por actuar sin el “faro indicador” del Plan de Marketing resultará a medio plazo mucho más costoso que el ahorro por no contar con é.

El Plan de marketing nos indicará, entre otros aspectos:

a. Nuestro Target Group, es decir, a que segmento del público iremos destinados.

b. Analizará nuestra idea de negocio teniendo en cuenta factores internos (por ejemplo el mercado potencia, las actitudes y expectativas del público objetivo) y externos (como la competencia o elementos socioeconómicos)

c. Realizará el Análisis D.A.F.O. siempre necesario.

Y todo ello, utilizando correctamente los estudios de mercado, nos darán las pautas necesarias para poder ubicar nuestro futuro local de negocio en el mejor sitio posible; teniendo siempre en cuenta los recursos de los que disponemos.

Como ya dijimos en otra de las entradas de este blog, no necesariamente las zonas “prime” al alcance de muy pocos, son los mejores sitios para nuestro negocio, pero tampoco por ello, “cualquier local nos vale”.

Disponer de un buen Plan de Marketing minimiza en gran medida el riesgo de frustración que podamos sufrir, así como el descalabro económico o los esfuerzos innecesarios y nos será de gran ayuda en la búsqueda de financiación.

Invierte en primer lugar en la elaboración de un Plan de Marketing.