¿Cómo elegir un local comercial a la hora de emprender? – I

¿Cómo he de elegir un local comercial para mi negocio? ¿En que aspectos debo fijarme?

Cuando tomamos la determinación de abrir un negocio, por regla general, una de las primeras cosas que somos capaces de visualizar es el aspecto físico que tendrá este. Es muy normal caer en la tentación de, antes de tener correctamente definido el modelo de negocio y un sólido plan de marketing que deseamos explotar, dejar volar la imaginación pensando en los ornamentos de la fachada o en el fulgurante rótulo luminosos que adornará el dintel de la entrada de nuestra exitosa tienda, restaurante, local de ocio, etc…

¿Quién no conoce a alguien que decide que, “como tiene un local”, decide abrir un negocio de lo que más ilusión le hace sin tener en cuenta otros aspectos fundamentales?

Sin duda alguna, lo más probable es que sea “carne de cañón”.

La elección del local para nuestro negocio no es algo baladí, por el contrario, se debe invertir un tiempo y esfuerzo considerables y, si no se siente uno capaz de hacerlo o no dispone de tiempo, recurrir a expertos en la materia.

Pero, ¿por qué es tan importante? No es casualidad el peso específico que tiene éste a la hora de elaborar el plan de negocio y el plan de marketing. Hay que recordar que estamos hablando de una de las famosas 4 P’s del marketing (Place).

Porque, tenemos un plan de negocio bien elaborado, ¿no es así?…

Si bien es cierto que un local con las características adecuadas y una buena ubicación no garantiza el éxito del negocio, una mala elección si puede arrastrar al fracaso más estrepitoso a cualquier proyecto.

Hay que tener en cuenta que:
  1. La renta es uno de los gastos fijos más elevados junto con el de personal.
  2. La adecuación del local a nuestras necesidades (la implantación) supondrá un coste inicial elevado que deberá ser amortizado en los años siguientes y que nos “pesará” en la cuenta de resultados.
  3. La ubicación exacta vendrá determinada por el modelo de negocio y/o el target al que nos dirigiremos y nuestro presupuesto, el Plan de Marketing nos dará las claves.

Pero dejando de lado las advertencias sobre “los fuegos del infierno” que pueden caer sobre nosotros si elegimos mal, diré que, a la hora de prepararnos para lanzarnos a la jungla del libre mercado, la elección de nuestro local NO debe ser el primer paso -como nos pide el cuerpo- sino uno de los últimos.

He visto muchas ideas de negocio irse “a pique” por una mala ubicación y, buenos locales quedar vacíos por anidar en ellos malas ideas de negocio.

Lo primero que se tiene que tener claro a la hora de buscar un local, es que el no existe un “Santo Grial” de los locales o de las zonas, no lo busques.

Un local inapropiado (por localización o características) para un tipo de negocio, puede resultar perfecto para otro. Lo principal entonces es saber qué buscamos y para ello antes que nada es hacer un buen Business Plan (con su fundamental Plan de Marketing) y digo uno “bueno”, de esos que pueden llegar a decirnos cosas que no queremos oír sobre nuestra maravillosa idea de negocio.

“NO HAY NADA MÁS PELIGROSO PARA UNO MISMO, QUE UN EMPRENDEDOR CON DINERO”

Consejo

Antes de ponerse a patear las calles de su ciudad “como si no hubiera un mañana” y dando “palos de ciego” debemos respondernos, a través de nuestro plan de marketing a varias preguntas, por ejemplo:

¿Qué queremos vender?

¿A Quién y Cómo se lo queremos vender?

¿Qué legislación nos afecta?

¿De cuánto dinero disponemos?

¿Apostamos por locales a pie de calle o en Centro Comercial?

El Plan de Negocio (con su respectivo plan de marketing) nos darán las mejores respuestas a esas preguntas, que serán aspectos claves que condicionarán las características intrínsecas del local que buscamos además de su ubicación.

Alejandro Mensaque Calleja